El café, el producto estrella de los hosteleros

Elaborar un buen café es esencial para los negocios dedicados a la hostelería. Si tienes un bar, cafetería o restaurante, asegúrate de cuidar hasta el más mínimo detalle para tener bien contentos a todos tus clientes.

El café es un estimulante del día, un iniciador de conversación y un levantamiento de ánimo para la mayoría de personas. Además, es rico en antioxidantes.

La hostelería y las cafeterías pueden sacar un gran rendimiento de la venta de buenos cafés, y por eso convertirse en el lugar habitual de varias personas para degustar su café de la mañana o el de media tarde en plena conversación, es clave.

El café es uno de los productos más importantes en el sector de la restauración, con un enorme crecimiento en los últimos años.

A lo largo de la historia y alrededor del mundo, se han creado distintos tipos de café.

Aspectos a tener en cuenta para preparar un buen café

El aroma y el sabor del café dependen de muchos factores entre los que destaca el origen del fruto, la variedad del café, el proceso de tostado, etc. Para ello, es importante que conozcas la información básica y puedes ofrecer un café que enamore a tus clientes.

Café en grano o molido

Esta es una de las preguntas que seguramente te hayas planteado. El café en grano se conserva en su forma natural. Tiene un proceso de elaboración mayor ya que es necesario moler los granos de café para después, prepararlo en la cafetera. No obstante, existen opciones de cafeteras que realizan este proceso automáticamente.

El café molido se conoce más por su practicidad. Con este tipo de café ahorras tiempo y si te decantas por uno de calidad, conseguirás un buen sabor.

Un dato que tienes que saber es que el café tostado en grano se conserva mejor que el café molido ya que está protegido por el tueste exterior.

Dependiendo del tamaño de tu negocio, en nuestros centros Dialsur dispondrás de formatos de café que te permitan aprovechar su consumo al máximo.

La conservación del café

El aspecto principal para este tema es el empaquetado del café o la conservación del mismo. El calor es uno de los principales problemas para la buena conservación de este producto. Es recomendable no guardar el café en la cocina, ya que el calor está presente en todo momento.

Otro aspecto a tener en cuenta es el contacto con el aire. Por ello, es fundamental que una vez se abra el paquete del café, se conserve en lugar fresco.

Su preparación si eliges la variedad de “en grano”

Para la preparación del café en grano, es aconsejable moler el café justamente cuando se vaya a utilizar. El acto de moler el café es crucial para que salga un resultado final exquisito. Los expertos indican que el punto de molido ideal es cuando en 25 segundos caen 25 mililitros de café en la taza.

El siguiente paso es preparar la máquina. Antes de empezar, asegúrate de que el filtro está limpio y se tenga una temperatura de 90 grados. Es aconsejable utilizar entre 7 y 8 gramos de café molido bien prensado. El proceso del prensado es importante, requiere hacerse con fuerza, de esta forma ofrece resistencia al paso del agua y el café puede sacar todo su sabor y olor.

Después del prensado, coloca el café molido en la máquina y que el agua pase durante 25 segundos. En el caso de ser con leche, recuerda que no debes calentarla a más de 65 grados.

Con esta preparación conseguirás un café exquisito que enamorará a tus clientes.

Los cafés preferidos por los clientes de hostelería

Espresso ( o más conocido como “solo”)

Es probablemente el tipo de café más popular. Hoy en día se prepara en todo el mundo con la máquina de espresso.

El café utilizado para el espresso se mezcla a partir de varios tostados y, como resultado de la preparación a presión, los sabores de la bebida son muy concentrados, con una textura espesa y casi almibarada. En consecuencia, el espresso tiene más cafeína que otras bebidas de café, por lo que tradicionalmente se sirve en dosis más pequeñas.

Cappuccino

El cappuccino es un café italiano elaborado con espresso y leche espumosa al vapor.

El capuchino italiano tradicional siempre se sirve en tazas pequeñas, que ocasionalmente se precalientan, y se prepara tirando una o dos tomas de espresso que luego se cubre con una leche al vapor ligera y espumosa. La proporción recomendada en Italia es tener más espuma que líquido.

Cortado

Por fin un café tippical spanish en la lista. El cortado se elabora vertiendo una pequeña cantidad de espresso en una pequeña taza de vidrio y luego cortándola con una cantidad igual de leche al vapor para neutralizar el amargor.

La proporción de espresso con la leche le da un sabor único donde se manifiesta la robustez del café, mientras que el final es aterciopelado debido a la leche al vapor.

Café con Leche

Aunque a menudo se compara con otras variaciones europeas, especialmente el caffè latte italiano a base de espresso, esta versión de café y leche caliente se hace principalmente con café elaborado.

La proporción de los ingredientes también difiere, y el café con leche generalmente tendrá cantidades iguales de ambos, y en su mayoría no tiene espuma en la parte superior, a diferencia del caffè latte.

Ristretto

El Ristretto es la mitad de un trago de espresso. Se diferencia de un espresso estándar no solo en la cantidad de agua utilizada para su preparación, sino también en el sabor, que es menos amargo que el espresso normal.

Cuando se prepara en una máquina de espresso, la cantidad normal de café finamente molido se extrae con la mitad de la cantidad de agua que se utiliza para el espresso clásico. El resultado es una bebida más concentrada con un equilibrio de compuestos diferente al del espresso estándar.

Frapp

Se elabora combinando café instantáneo con agua y hielo. La combinación generalmente se prepara en una coctelera o una batidora de mano, por lo que cuando se vierte la bebida en un vaso, debe aparecer una espuma espumosa en la parte superior.

Las variaciones pueden incluir leche o leche evaporada, cuando a menudo se la denomina frapógalo, y la bebida se puede endulzar según el gusto.

Tradicionalmente, este café se sirve en un vaso alto y hay tres grados de dulzura disponibles. Y para la época en la que nos encontramos, es ideal para tus clientes. El sabor del café que tanto gusta, y además con ese toque helado, ¡es perfecto!.

Hay muchos más tipos de cafés, americano, turco, mocaccino, macchiatone, etc. Pero en España, estos son los más pedidos.

Además, y para ese momento “kit-kat” de tus clientes, te aconsejamos acompañar tus diferentes cafés, con un dulce, pastas…, sobre todo en determinados momentos del día, como podría ser por la mañana o por la tarde…aportaría valor para tus clientes y mejoraría todavía más su experiencia.

En todos nuestros establecimientos disponemos además de tus marcas favoritas de café, también otras marcas bajo el identificativo de Producto Ahorro, con las que no solo ahorrarás en tu compra, sino que ofrecerás a tus clientes la calidad que quieres.

Dialsur, cerca de ti.

Comparte esta noticia

Read more »&source=https://www.dialsur.es/wp/wp-content/uploads/2021/08/cafe.jpg" target="_blank">