La guía definitiva para comprar, almacenar y cocinar carne de pollo

Dado que probablemente cocines pollo al menos una o varias veces a la semana y puede que tenga preguntas, hemos creado esta útil guía de seguridad alimentaria para la carne de pollo con consejos de selección, almacenamiento y cocción, así como una variedad de recetas.
Hay una razón por la que frecuentemente decimos «Esto sabe a pollo». Para los carnívoros, este tipo de carne suave tiene quizás el sabor y la textura más reconocidos en el mundo.
Se trata de una comida saludable y llena de proteínas que siempre puedes encontrar en los estantes de cualquier tienda de alimentación. Toma nota de los siguientes consejos, si tienes un restaurante o cualquier negocio de venta de comida cocinada.

Cómo seleccionar la mejor carne de pollo

Si buscas un pollo entero, primero debes asegurarte de que su pechuga redonda sea flexible al tacto. Esto indica que el pollo es joven y la carne será más tierna. Cuando se compran cortes de pollo, la prueba de presión también funciona; la carne no debe estar demasiado dura, pero tampoco debe permanecer hundida donde presionaste (suavemente). Debería volver a su forma normal.
El color de su piel no tiene nada que ver con la frescura o el valor nutricional. En su lugar, mira su carne para asegurarte de que es de color rosa con algunas rayas blancas; evita cualquier tono de gris. Si no planeas cocinarlo de inmediato, asegúrate de revisar la fecha de venta o la fecha de caducidad en el paquete también.

Consejos para el almacenamiento de la carne de pollo

El pollo crudo o cocinado puede almacenarse en un refrigerador durante unos días después de su fecha de caducidad, aunque es importante evitar que los jugos del pollo crudo se filtren y contaminen otros alimentos.
Asegúrate de que el pollo permanezca en su embalaje original (que debe estar sellado al vacío o bien envuelto herméticamente) hasta que esté listo para ser cocinado. Cuando esté crudo, lo mejor es guardarlo en el estante más bajo de su refrigerador, por si acaso se producen fugas. Puedes colocar toallas de papel debajo de él para ayudar a absorber cualquier goteo también.

Tips para congelar carne de pollo

Saca el pollo de su envoltorio original y vuelve a envolverlo bien usando papel de aluminio, plástico o papel para congelar. Haz doble envoltura si planeas guardar el pollo por más de dos meses. El pollo picado (hamburguesa) puede durar hasta tres meses en el congelador, mientras que los trozos de pollo pueden durar hasta nueve.

Cómo descongelar el pollo

Nunca debes descongelar el pollo a temperatura ambiente, ya que es muy susceptible al crecimiento de bacterias dañinas. El pollo congelado debe ser descongelado en el microondas, en el refrigerador o en un tazón de agua fría (que debe cambiarse cada 30 minutos).

Consejos y recetas para cocinar carne de pollo

El sabor del pollo puede ser suave y por sí solo, sencillo, pero es una esponja para condimentos complejos, marinadas y salsas. Hemos reunido alguna de las formas más comunes de preparar y cocinar aves, junto con recetas dignas de ser probadas que merecen un lugar en tu plan de comidas de los próximos días.

Pollo frito
El pollo frito es una de las delicias por antonomasia. Puedes freir cualquier parte del pollo, alitas, pechugas, muslos, etc. El Coronel Sanders ha enseñado al mundo que del pollo, menos el pico todo se fríe y está delicioso.
Si además se acompaña el pollo frito con alguna salsa, el disfrute está más que garantizado.

Pollo a la parrilla
El pollo a la parrilla es definitivamente saludable, pero eso no significa que tenga que ser aburrido. Una marinada con vinagre balsámico y romero fresco infunde a estas pechugas de pollo toneladas de sabor, y forma una corteza caramelizada una vez cocinadas.
Esta es solamente una de las miles combinaciones que hay para maridar un buen trozo de pollo a la parrilla, una de las formas más saludables que hay, de consumir esta carne.

Asado: Pollo asado entero básico
Asar un pollo es una habilidad esencial en la cocina, y este método es muy simple, y ni siquiera requiere una bandeja para asar. No hay más que ver el triunfo que tienen todas las pollerías que venden piezas asadas a diario hasta agotar existencias.
El pollo asado, macerado con el perfecto conjunto de aceites y especias, es una de las mayores delicias.

Al horno
Otra de las opciones más saludables a la hora de cocinar pollo, es hacerlo al horno. Para ello, lo mejor es planificar una buena rustidera, y acompañar las piezas de pollo con verduras.

A la parrilla: Pechugas de pollo asadas fácilmente
No temas a la parrilla; te dará una piel de pollo crujiente y un poco de sabor a quemado cuando no puedas asar. El adobo de ajo, limón y romero aquí mantiene la carne jugosa y añade un delicioso sabor.

Picada: Hamburguesa Cordon Bleu de pollo
El pollo picado es genial para obtener albóndigas, salsas para pasta, tacos y hamburguesas más saludables. Añadir jamón y queso derretido a dicha hamburguesa puede hacerla un poco menos saludable, pero también la hace mucho más deliciosa.

Como has visto, hay muchas formas distintas de cocinar la carne de pollo, así como recetas para hacer, y procedimientos a tener en cuenta a la hora de comprar, almacenar y disfrutar de la mejor carne de pollo del mercado.
Síguenos en redes sociales y visita asiduamente nuestro blog, en el que te iremos dando muchos más consejos para disfrutar de tus alimentos en las mejores condiciones.

Comparte esta noticia

Read more »&source=https://www.dialsur.es/wp/wp-content/uploads/2021/01/Guía-sobre-POLLO.jpg" target="_blank">