Abre la puerta digital de tu restaurante con el Delivery

El reparto y entrega de alimentos o delivery por parte de los restaurantes, así como otras opciones de reparto de comida a domicilio como pickup y takeway se han convertido en algo más que una alternativa opcional para los operadores de servicios de alimentos al consumidor.

Nos encontramos en un momento fundamental en el que los operadores de restaurantes y gerentes de negocios de hostelería tienen que tomar decisiones sobre sus modelos de negocio, los operadores que eligen para dar este servicio, los tipos de clientes que eligen la entrega. De su capacidad para afrontar una transformación digital adecuadamente depende en gran medida el futuro de la industria.

Cuando un restaurante decide dar el paso de empezar a repartir comida a domicilio, el restaurante debe elegir entre afrontar por sus medios el servicio de delivery o confiar en una plataforma de terceros para llevar la comida desde su cocina a la casa del cliente.

Se prefieren las plataformas de terceros debido a su capacidad para generar un beneficio escalable con costes limitados y mayor velocidad. Además, la cantidad de recursos necesarios para empezar con el servicio de delivery en un negocio de alimentación incluye costes laborales y de seguro que afrontar.

La regulación del personal contratado en hostelería ya es un problema de nuestra economía, lo que dificulta aún más la contratación de conductores a tiempo completo, que podrían trabajar para terceros suponiendo esto una opción mucho más flexible para el restaurante.

La dificultad surge a la hora de controlar la experiencia del cliente una vez que la comida pasa por un conductor de entrega externo. Los negocios que buscan mantener su experiencia gastronómica deben elegir un socio sabiamente y seleccionar la experiencia de los clientes a través del packaging y otros elementos de marca.

En este sentido, los nuevos sistemas de integración pueden combinar varias plataformas de terceros y sistemas de fidelización sin sacrificar el flujo de clientes.

Cada plataforma ofrece una experiencia ligeramente diferente y los operadores deben decidir establecer un trato exclusivo con una plataforma o permitir la entrega a través de muchas plataformas regionales para garantizar la base de clientes más amplia.

En cualquier caso, no cabe duda que, en el presente, y cada vez más en el futuro, el delivery es la mejor forma de abrir la puerta digital de un restaurante para estar más cerca de los clientes.

El Delivery y su importancia para la digitalización de la hostelería

El hecho de empezar a repartir a domicilio, o decantarse por otras opciones de como pickup y takeway, sin duda empujará a las marcas de hostelería y restauración a empezar a cuidar y trabajar su presencia digital.

No tiene sentido tener un servicio de reparto a domicilio y limitarse al anticuado sistema de panfletos, número de teléfono y ya está.

Para obtener la mayor eficacia y rentabilidad de esta nueva estrategia de negocio centrada en el delivery, es necesario acercarse al público que puede ser cliente potencial a través de los distintos medios que hay en Internet.

Publicidad en las redes sociales, campañas de promoción, contenidos de valor y mensajes a través de canales digitales son aspectos clave para potenciar el servicio de reparto a domicilio, recogida de comida, etc.

Ya que la introducción de la entrega a domicilio puede provocar una disminución significativa en las ventas de restaurantes manteniendo el mismo número de clientes, se hace necesario potenciar las acciones de captación de servicios para realizar.

Al no estar limitados por el tamaño de la sala, hay que intentar tener muchos más servicios por turno, y esto solo es posible incrementando la actividad en Internet, y aprovechando las oportunidades que brinda para conseguir más clientes.

Por otro lado, el de la entrega de alimentos es uno de los mercados más proclives para la innovación con coches, robots y drones autónomos, aunque en la actualidad, la mayoría de propuestas se encuentran en fase de prueba. Más allá de la entrega en sí, la tecnología también dictará cómo se ordenan los alimentos.

El delivery es la conveniencia para el cliente y puede salvar la hostelería

Evolucionando a un ritmo rápido e impresionante, la tendencia en el reparto y pedido de alimentos muestra que los consumidores se encuentran cada vez más inclinados a utilizar aplicaciones móviles rápidas y convenientes para trasladar la experiencia de cualquier restaurante al salón de su casa.

En los últimos meses, hemos visto como la cultura de pedir comida a domicilio se ha complementado con mostradores de comida para llevar y servicio de entrega a domicilio en casi todos los establecimientos de comida que quieren sobrevivir.

Por eso, se espera que la tendencia futura sea más dependiente de los pedidos de alimentos y la entrega a domicilio incluso de lo que ha venido siendo.

La necesidad de vigilar el proceso de cambio y digitalización de un restaurante a través de su servicio de delivery, es fundamental.

Los pedidos y el reparto de comida a domicilio han estado creciendo sostenidamente en los últimos años, y no se prevé una desaceleración para el futuro. Es esta la razón por la cual los gerentes de los restaurantes no pueden dar la espalda a este modelo de negocio.

Seguramente sea el proceso de evolución y cambio más disruptivo al que se someterán los negocios de hostelería en su historia reciente, pero da la sensación de que no tienen mucha más elección.

Los estudios realizados a consumidores, indicaban en 2018 que un 80% de los negocios de hostelería contemplaba empezar con el servicio de delivery o pickup y takeway en los próximos meses. Actualmente la cifra ha subido al 95%, y es que pocos quedan por darse cuenta de que, el futuro de la hostelería y los restaurantes, pasa por digitalizarse e implementar el mejor servicio de delivery que sea posible.

Comparte esta noticia

Read more »&source=https://www.dialsur.es/wp/wp-content/uploads/2021/02/servicio-takeway.jpg" target="_blank">