Consejos de limpieza y mantenimiento para cocinas profesionales

La cocina es el elemento central del negocio donde todo tiene que estar perfecto, para a partir de ahí, empezar a construir una experiencia que enamore a los clientes.

Pero nada de esto sucederá si no se cumpliera con unas buenas pautas de mantenimiento y limpieza de tu cocina.

En este post, analizamos las claves para mantener en perfecto estado de revista la cocina de un restaurante o cualquier negocio dedicado a la venta de alimentos.

A diferencia de las cocinas en casas particulares, en estos centros de operaciones se cocina para abastecer de alimentos a decenas, cientos quizás más personas.

Por eso, todas las medidas de higiene y recomendaciones de limpieza tienen un carácter legal y normativo. En cualquier caso, ayudarán a funcionar mejor a cualquier negocio que las aplique en su cocina.

Aplicando limpiezas de manera regular, el mantenimiento de una cocina profesional no tiene por qué ser una tarea particularmente difícil o que requiera mucho tiempo.

El mejor enfoque para limpiar profesionalmente una cocina comercial es dividir el trabajo en una serie de tareas más pequeñas.

Aquí hay algunas instrucciones sobre cómo limpiar cocinas profesionales.

La importancia de mantener limpia una cocina profesional

En cualquier negocio dedicado a la alimentación, la cocina es la parte que más se ensucia, y que más a menudo se limpia. En la mayoría de los negocios, se tiene por costumbre limpiar la cocina entre 1 y 2 veces al día. O bien al acabar la jornada, o si hay varios turnos de cocineros, pueden acordar una limpieza de cada uno al acabar su jornada. Esto no quita que, durante su uso diario, se tenga siempre recogida y ordenada, lo que permite mejor su limpieza.

Solo siguiendo los procedimientos de limpieza de cocinas profesionales se puede mantener el más alto nivel de higiene en esta área del negocio.

En cualquier cocina comercial, comedor o ambiente de restauración, la grasa y la suciedad se acumulan naturalmente con el tiempo y cubren las superficies y los equipos de cocina.

Esto no solo presenta riesgos para la salud, sino que también puede ser un peligro de incendio.

En primer lugar, lo mejor es ahorrar tiempo y esfuerzo en las prácticas de limpieza comenzando con productos de limpieza de cocinas comerciales de primera calidad.

¿Con qué frecuencia se deben limpiar los artículos de cocina?

En estos momentos de pandemia que estamos viviendo, donde las medidas de higiene son tan importantes, toda precaución es poca. Por lo que cualquier utensilio de cocina, así como electrodomésticos o áreas de uso frecuente, deberán limpiarse varias veces al día y con productos específicos para asegurarnos que nuestra cocina está debidamente desinfectada, para poder ofrecer lo mejor a nuestros clientes, y siempre con la mayor seguridad.

¿Cómo se definen los artículos de cocina en el sector de la restauración?

‘Equipo móvil’ es cualquier artículo que entra en contacto directo con los alimentos. Ejemplos de esto incluyen: tablas de cortar, bandejas, recipientes, espátulas, cucharas para servir, cualquier utensilio utilizado durante la cocción.

Los artículos que no entran en contacto con alimentos incluyen: superficies de trabajo, manijas de puertas, paredes, grifos y lavabos.

Cómo limpiar un fregadero

Aunque puede no parecer obvio a simple vista, un fregadero de cocina pronto puede convertirse en un semillero de gérmenes, ya que está constantemente expuesto a la suciedad y los desechos de la cocina, por lo que se beneficia enormemente de una limpieza regular.

Los fregaderos se pueden desinfectar a fondo mediante el uso de productos de limpieza comerciales, como un limpiador y desinfectante de doble uso.

La grasa y el aceite pesados ​​pueden obstruir fácilmente los fregaderos de las cocinas, por lo que es un requisito mantener estos depósitos bajo control.

Mantener los desagües y tuberías higiénicamente limpios y con un olor neutro no son los únicos beneficios ya que las ayudará a seguir funcionando de manera eficiente.

Cómo limpiar un lavavajillas

Separa el equipo en el lavavajillas a menos que pueda proporcionar el calor adecuado. También es una buena idea prelavar platos, cubiertos y utensilios similares antes de colocarlos en el lavavajillas.

Esto ayuda a eliminar las manchas más duras y «quemadas» antes de que se limpien con regularidad en el lavavajillas.

El otro problema con los restos de comida en los platos es que esto puede obstruir su filtro y afectar fuertemente el rendimiento del lavavajillas, lo que a menudo resulta en restos de suciedad en la vajilla. Si la vajilla sigue saliendo con marcas y manchas visibles después de limpiar el filtro, es posible que el lavavajillas necesite una limpieza.

Utiliza un limpiador multiusos para limpiar a fondo su lavavajillas, incluidos los sellos de las puertas. Usa una esponja no abrasiva para fregar todas las áreas y limpie con un paño húmedo

Cuando el lavavajillas termine cada carga, deje la puerta abierta durante 10-15 minutos para ayudar a reducir la humedad y mantenerlo limpio por dentro.

Cómo limpiar el horno

La limpieza del horno no debería implicar un esfuerzo físico excesivo con la ayuda de potentes productos de limpieza comerciales y algunos prácticos consejos de limpieza, sobre todo si su mantenimiento diario ha sido óptimo.

Una vez que tu horno comienza a humear, es una indicación de que requiere una buena limpieza.

Es importante usar guantes para esta tarea para proteger la piel de los productos químicos de limpieza y seguir las precauciones de seguridad establecidas por la empresa y el fabricante del horno.

Los productos de limpieza para hornos ayudarán a acelerar el proceso y eliminarán las manchas más duras y pegadas. Después de usar un potente limpiador de hornos, se requiere mucho menos esfuerzo para terminar la tarea de limpieza y hacer que el horno vuelva a su mejor aspecto.

Lo primero que debes hacer es permitir una buena ventilación a través de una ventana abierta o asegurarse de que su extractor esté encendido.

Retira las parrillas del horno, ya que se pueden limpiar por separado. Remoja los estantes en una palangana llena de agua tibia y detergente líquido industrial. Esto será suficiente para quitar la suciedad y poder limpiar los estantes a fondo.

Cómo limpiar la nevera

Retira los estantes o cajones que se puedan limpiar en un lavabo lleno de agua tibia y jabón. Enjuágalos y déjelos secar al aire.

Rocía cada parte del refrigerador con un limpiador multiusos. Limpie las paredes, las juntas y los sellos de las puertas para obtener mejores resultados. Limpie el resto de la solución con una esponja no abrasiva para un refrigerador impecable

Si apagaste el refrigerador para ahorrar energía, ahora es el momento de encenderlo nuevamente. Limpia el exterior con un paño húmedo.

Limpie y desinfecte la manija de la puerta del refrigerador con toallitas desinfectantes o antibacterianas y deja secar al aire.

En cash&carry Dialsur encontrarás todo lo que necesitas para que tu cocina esté siempre a punto, desde detergentes, antigrasas, desinfectantes…, y en los formatos que necesites, todo para ofrecer a tus clientes la mayor calidad, y dentro de las mejores condiciones de higiene.

Comparte esta noticia

Read more »&source=https://www.dialsur.es/wp/wp-content/uploads/2021/04/consejos-mantenimiento-limpieza-cocinas-profesionales.png" target="_blank">