Guía e Historia del Vino de Murcia

En cuanto al vino, Murcia tiene tres denominaciones de origen. Estas son Yecla en la esquina norte, Jumilla inmediatamente al sur, Jumilla y Bullas, cuya zona cubre gran parte de la mitad occidental de Murcia. Para cada DO, y para la región en general, el vino clásico es un tinto robusto, afrutado y hecho con uva de tipo Monastrell.

En el lado oriental de la región hay también dos zonas a nivel de IGP, Abanilla VT y Campo de Cartagena VT. Los vinos procedentes de fuera de estas zonas DO o VT, o que no se ajusten al reglamento de la DO, pueden clasificarse con el VT de la región de Murcia.

Además de la Monastrell, otras variedades de uva notables que se cultivan en Murcia son la Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah para los tintos y Macabeo, Airen y Merseguera para los blancos.

Condiciones de la viticultura en Murcia

El paisaje murciano consiste principalmente en montañas bajas y llanuras costeras secas. La excepción obvia es el Mar Menor, una gran laguna salada en el extremo sureste de la provincia, junto al Mar Mediterráneo.

El río Segura proporciona el agua que tanto necesitan las zonas del interior. A lo largo del río se cultivan muchos productos agrícolas; son populares los tomates y los cítricos.

Aparte del borde sur de Bullas, las zonas vinícolas de Murcia están todas localizadas en el interior. Sin embargo, todavía disfrutan de los efectos moderadores de la temperatura de un clima mediterráneo, aunque significativamente menos que las zonas situadas justo en la costa.

El clima aquí se divide entre las influencias costeras del mar cercano y las influencias continentales del interior caliente y árido de España. En las zonas más bajas de la región de Bullas (gran parte de las cuales se refrescan por el aumento de la altitud), no son raras las temperaturas diurnas de verano de 45°C.

Todos estos factores contribuyen a dar forma a los estilos y tipos de vinos que se producen en una región que, como es lógico, se ve muy favorecida por los tintos robustos.

Historia del Vino de Murcia

La ciudad de Murcia fue fundada en el siglo IX por el emir de Córdoba, Abd ar-Rahman II, con el nombre árabe de Mursiya. El significado exacto del nombre es objeto de especulación, con sugerencias de que es una corrupción de Myrtea o Murtae, dos palabras latinas que significan «mirto» y «morera» respectivamente. Ambas plantas florecen en toda la región.

Se dice que las vides fueron introducidas en la región por los fenicios en la antigüedad. La reputación vinícola de Murcia ha fluctuado a través de los siglos. Durante el dominio romano, la demanda y la estima eran altas.

La región volvió a destacar en la segunda mitad del siglo XIX, cuando los viñedos de la vecina Francia fueron destruidos por el piojo de la filoxera y los cultivadores se dirigieron a otros productores europeos para llenar el hueco de sus robustos vinos tintos. Murcia fue una de las opciones naturales – las condiciones allí se adaptan a la producción de la uva Monastrell, que produce vinos con altos taninos y color profundo, adecuados para la maduración en barrica.

Desafortunadamente, la calidad del vino decayó después de este período, ya que la cantidad se convirtió en el foco principal. Sin embargo, hay algunas notables excepciones de hoy en día, principalmente de los productores que han experimentado con las técnicas de elaboración de vino y las variedades de uva y han priorizado la calidad sobre la cantidad producida a granel. Esto ha catalizado un movimiento general hacia la modernización y un nuevo enfoque en la producción de vinos de complejidad y estructura.

El vino murciano suele ser de color púrpura oscuro, y cuando se produce con delicadeza, puede ser bastante bien estructurado y afrutado, con tierra y mineralidad equilibradas.

Se suele llamar a Murcia «La Huerta de Europa» porque su principal actividad económica es la agricultura y la exportación de frutas (principalmente limones y naranjas) al resto de Europa. Sin embargo, también es conocida en todo el mundo por sus excelentes vinos de Murcia, especialmente los tintos de la D.O. Jumilla. Murcia tiene tres denominaciones de origen, todas ellas concentradas en el norte de la comunidad autónoma.

DO Bullas

La DO Bullas está situada en el noroeste de Murcia. Debido a las diferencias en el suelo, el clima y la tasa de precipitaciones, hay tres subáreas principales:

  • Oeste – Noroeste: Contiene alrededor del 50% de todos los viñedos de la DO Bullas. Las vides están normalmente plantadas entre 1600 y 2600 pies de altitud en las laderas de las montañas circundantes.
  • Central: Alberga alrededor del 40% de los viñedos, plantados entre 1600 y 1900 pies de altitud.
  • Norte – Noreste: Alrededor del 10% de los viñedos están plantados en esta área, entre 1300 y 1600 pies de altitud.

Las características generales del clima en esta zona son: veranos muy calurosos, con repentinas ráfagas de viento frío y posibles heladas en invierno. Las precipitaciones se presentan en forma de tormentas y aguaceros repentinos que nunca duran mucho tiempo.

Las uvas aceptadas por esta DO son Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Tempranillo, Garnacha, Monastrell, Macabeo y Airén. La graduación alcohólica de estos vinos de Murcia es:

  • Tinto: con una graduación alcohólica de entre 12 y 14%.
  • Blanco: contenido de alcohol entre el 10% y el 12,5%.
  • Rosado: contenido de alcohol entre el 11 y el 12,5%.

DO Jumilla

La D.O. Jumilla produce los vinos más conocidos de Murcia. La influencia del Mediterráneo suaviza el clima que afecta a estas uvas y produce vinos suaves y equilibrados de alta calidad.

D.O. Yecla

La D.O. Yecla está situada en el noreste de Murcia. Sus viñedos están plantados entre los 1.300 y 2.600 pies de altitud. El clima en la zona es continental con influencias mediterráneas, lo que significa veranos largos y calurosos e inviernos cortos y fríos, y poca lluvia en general.

El 80% de la producción de la D.O. Yecla se dedica a los vinos tintos de Murcia, utilizando principalmente la variedad Monastrell, aunque se permiten otras uvas: Garnacha, Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah. Su producción de vino blanco es muy baja, y las variedades aceptadas son Airen, Macabeo, Merseguera y Malvasía. El porcentaje de alcohol en estos vinos es:

  • Blanco: Contenido mínimo de alcohol de 10,5%.
  • Rosado: Debe ser producido con al menos un 60% de Monastrell. Con una graduación mínima de 11%.
  • Tinto: Debe ser producido con al menos un 60% de Monastrell. Grado alcohólico mínimo de 12,5%.
  • Vinos de licor: 100% Monastrell. Grado alcohólico mínimo de 15%.
  • Vinos espumosos: Producidos con métodos tradicionales. En rosados y tintos debe contener al menos un 85% de la variedad Monastrell. La graduación alcohólica mínima es de 11,5%.

Comparte esta noticia

Read more »&source=https://www.dialsur.es/wp/wp-content/uploads/2020/09/13.-Los-mejores-vinos-de-Murcia.png" target="_blank">