Los mejores vinos para maridar una comida o cena

Algunos consejos para maridar la comida y el vino pueden sonar demasiado estrictos. La verdad es que se puede comer lo que sea mientras se bebes cualquier vino al cliente o consumidor le guste. Al fin y al cabo, cada persona tiene unos gustos.

Sin embargo, en el tema de los vinos para acompañar una comida o una cena, existen unas recomendaciones que merece la pena, al menos, conocer.

Si en tu restaurante o negocio de hostelería el maridaje y los vinos tienen importante, te interesa conocer las mejores opciones para acompañar tus comidas o cenas. Por eso, aquí tienes una guía muy útil para escoger caldo según la ocasión.

Toma nota de los mejores consejos para maridar la comida con los vinos más recomendados. Por supuesto, todos estos vinos se encuentran esperándote en tu Dialsur más cercano.

Los vinos y cómo encontrar su acompañamiento ideal

Vino Rosado

Maridaje perfecto para sabores terrenales. Las recetas hechas con ingredientes de la tierra como hongos y trufas saben muy bien con rojos como el Romeral y el Coto Imaz de La Rioja, que son de cuerpo liviano pero llenos de profundidad ideal para este tipo de sabores de la tierra.

Vino Blanco

Excelente con pescados grasos o pescados en salsa. Los blancos sedosos, como los Romeral, Diamante o el Vino de Rueda, son deliciosos con pescados como el salmón o cualquier tipo de marisco acompañado de una rica salsa.

Vino Dulce

Perfecto con cualquier bocado salado, la mayoría de los vinos espumosos secos, como el Xerez Pedro Ximenez y el Peñagolosa, que tienen un delicioso toque de dulzura. Eso los hace muy refrescantes cuando se sirven con alimentos salados.

Vino Tinto

Este vino marida fabulosamente con jugosa carne roja.  El Señorío de Ríos, Pata Negra, Señoría Llanos o el Crianza Viña Albali son estupendos con los filetes y platos como las chuletas de cordero. Los amantes de estos vinos refrescan el paladar después de cada mordisco.

Para los aderezos de tartas y salsas, o las comidas picantes, como las vieiras con ensalada de pomelo y cebolla, no abrumarán a los vinos con estilo como el Sauvignon Blanc, el Vinho Verde, de Portugal y el Verdejo de España.

Para acompañar platos como una paella, una buena alternativa sería el vino blanco C.Liria Semid, o el Bahía de Denia.

Algunos quesos van mejor con el vino blanco, otros con el tinto; sin embargo, casi todos combinan bien con el rosado seco, que tiene la acidez del vino blanco y el carácter frutal del tinto. Para un plato de queso indulgente, pruebe estos sándwiches de queso italiano de tres pisos.

Para maridar platos de pescado ligero, como los bocados de tostada de mariscos, parecen tomar más sabor cuando se combinan con vinos blancos igualmente delicados, como el Romeral o el Blanco Diamante de La Rioja

Para maridar con salsas de barbacoa dulces y picantes, lo mejor es un vino tinto con buen cuerpo, como el vino tinto Crza.Tellus de Murcia, o el vino tinto D.O. Toro Trivium .

Estos vinos son lo suficientemente potentes como para beber con alimentos rociados con salsas de barbacoa muy condimentadas, como estos muslos de pollo con salsa de barbacoa picante-dulce.

Si te encantan los postres de frutas, te recomendamos maridarlos con un Moscatel grano de Oro o un Moscatel Castillo Peñiscola. Estos vinos espumosos moderadamente dulces ayudan a enfatizar la fruta en el postre, más que el azúcar.

El vino rosado ha demostrado ser una excelente opción también para la cena, no sólo para los entremeses. Los vinos espumosos rosados, como el champán rosado, el cava y el vino espumoso Lambrusco, tienen la profundidad de sabor y riqueza para acompañar una amplia gama de platos principales, como el risotto de setas con jamón.

Entonces, ¿cuál es el vino perfecto para cada plato?

Para platos fríos

Ahora que llega el calor, seguramente las ensaladas de pasta, las ensaladillas, tartares y demás platos fríos se empiecen a apoderar de las mesas de la mayoría de gourmets. Los vinos blancos y ligeros, o de barrica ganan en este punto la partida.

Para acompañar una paella

En la zona levantina y en medio mundo ya, las paellas son uno de los platos más famosos, polémicos y codiciados. Sin entrar a valorar recetas, te aseguramos que, para acompañar a una buena paella, la comas donde la comas, el vino rosado es la mejor elección. Este vino realza e intensifica el sabor de este plato mediterráneo. Los rosados, también serán ideales para acompañar platos como el gazpacho, la pasta fresca o la pizza.

Platos de cuchara

Los platos de cuchara tan típicos de las zonas manchegas y del invierno, aunque cada vez más se consumen durante cualquier época del año, son especialmente sabrosos cuando se acompañan con tintos o blancos, dependiendo de la intensidad del sabor del caldo.

Si en el puchero entran en juego carnes rojas, dado a su alto contenido en grasa necesitan de vinos con madera, tánicos y con cuerpo.

Para acompañar el pescado

El pescado, ya sea a la plancha o en frituras como tanto gusta en el sur de España, casa perfectamente con los vinos blancos, que en general tienden a combinarse mejor con alimentos más ligeros como verduras verdes y pescado.

Por su parte y como hemos apuntado antes, el vino espumoso se combina con una gran variedad de alimentos porque actúa como limpiador del paladar.

En definitiva, hay muchas y buenas formas de maridar un buen vino con una comida o cena. Aquí te hemos dado unos consejos, pero al final, tú eres quien decide como acompañar tu comida con vino.

Por eso, te animamos a dejarnos en los comentarios tus combinaciones favoritas de vino para acompañar una comida o una cena.

Ya sabes que en Dialsur cuentas con una amplia gama de vinos de calidad, nacionales y de importación, especiales para poner la guinda a tus menús más deliciosos.

Comparte esta noticia