Los elementos clave para hacer un menú saludable para tu restaurante

Los restaurantes y establecimientos de hostelería que ofrecen comida, cada vez tienen más influencia en la salud nacional, puesto que el consumo en el local y de comida a domicilio, ya sea take aaway o delivery, ha ido en aumento en los últimos años.

Por eso, las distintas marcas y negocios, están enfocadas en ofrecer variantes saludables en sus menús, o directamente pivotar sus ideas para dar a sus consumidores lo que quieren.

Y ahora, lo que quieren los consumidores, por lo general, son opciones saludables para escoger en un restaurante o tienda de comida. Saber cómo puedes ofrecer a tus clientes un menú saludable es una diferenciación de peso hoy en día, y por eso vamos a desvelarte los elementos clave para ofrecer un menú saludable en tu establecimiento.

Es innegable que, al incorporar un mayor número de elementos saludables en el menú, los restaurantes tienen la capacidad de influir en las elecciones de alimentos de los clientes y ayudarlos a dirigirlos hacia opciones más saludables.

Sin embargo, crear un menú de restaurante saludable, puede ser complicado. Los restaurantes tienen márgenes de beneficio reducidos y no es ningún secreto que las opciones más saludables, como las frutas y verduras frescas, tienen una vida útil significativamente más corta que las patatas fritas congeladas o u otro tipo de comida menos saludable.

Pero por suerte, hay determinadas estrategias que los dueños de restaurantes pueden implementar para hacer sus menús más saludables y al mismo tiempo mantener un coste de comida y ganancias decentes.

Comer de los restaurantes, en casa o en el local: Una tendencia en aumento

Los patrones de comidas fuera de casa han cambiado significativamente en los últimos 10 años y las razones por las que las personas deciden comer fuera de sus casas son diferentes a las de hace 20, 30 o 40 años.

Las familias pueden optar por cenar o comer en un restaurante cualquier día de la semana, porque es conveniente y asequible, mientras que hace 30 años sólo cenaban fuera en ocasiones especiales.

Dado el nuevo papel que juegan los restaurantes en la vida cotidiana de la mayoría las personas, no es injustificado por el público exigir opciones de menú más saludables para los clientes.

¿Pero es una petición razonable para los restaurantes, que ya operan con márgenes estrechos?

¿Y realmente están funcionando las opciones de menú más saludables?

Después de todo, cuando el consumidor tiene que elegir entre una hamburguesa con queso o una ensalada verde, ¿cuántas personas elegirían realmente la ensalada?

Aunque no hay una respuesta concreta a ese dilema, hay varios estudios prometedores que apoyan la idea de que, si se les da la opción, con algún estímulo, muchos individuos elegirán un elemento del menú más saludable cuando coman fuera.

El efecto de los menús saludables en la salud pública

Hace 20 años, alrededor del 25 por ciento del presupuesto familiar se destinaba a la alimentación. Hoy en día, ese número ha aumentado al 55 por ciento. Comer en restaurantes se asocia comúnmente con menos opciones de comida saludable y un eventual aumento de peso y posible obesidad.

El aumento del consumo de alimentos fritos, con alto contenido de sodio y bebidas azucaradas es común en las cadenas de restaurantes.

Incluso en aquellos conceptos de restaurantes que tienen una percepción saludable, los platos del menú promedio contienen tres o cuatro veces las calorías recomendadas para una comida, sin mencionar los elevados niveles de sodio, grasa y azúcar.

Pero lo cierto es que los menús saludables no tienen por qué ser aburridos. Hay muchas maneras en que los restaurantes pueden ofrecer opciones saludables para los clientes que son a la vez asequibles y sabrosas.

Cómo diseñar un menú saludable

Cualquier restaurante o negocio dedicado a la venta de alimentos, independientemente de su tamaño, ubicación o concepto, y opta por incorporar opciones más saludables en su oferta existente.

Ofreciendo comida más saludable, obviamente

En un estudio de intervención en restaurantes realizado en 2017, 16 establecimientos de comida en dos centros turísticos familiares diferentes pusieron en práctica varias iniciativas de menús saludables, entre ellas, proporcionar información nutricional y sobre alérgenos, aumentar el número de opciones de alimentos saludables disponibles y capacitar al personal en materia de alimentación saludable y alérgenos.

Al final del estudio, los establecimientos que participaron aumentaron significativamente la oferta de platos que incluían granos enteros, verduras y frutas, y disminuyeron los platos fritos.

Para los platos fritos que aún se ofrecían, se cambió el tipo de aceite del aceite vegetal o del aceite de girasol con alto contenido de ácido oleico, por una opción más saludable.

Diseñando el menú a conciencia

Además de ofrecer opciones más saludables, el diseño de un menú puede tener un impacto en si los clientes eligen o no opciones más saludables.

Los restaurantes pueden usar pistas visuales en los menús para resaltar los artículos que quieren vender. El uso de fotografías de los platos principales, la colocación de los artículos del menú dentro de las secciones «recomendaciones» del menú (en la parte superior de las columnas o dentro de un cuadro resaltado) son dos formas de aumentar las ventas de artículos específicos del menú.

Tradicionalmente, estas estrategias se han utilizado para promover los artículos más populares (y a menudo los más rentables) de un menú, no necesariamente las opciones de menú más saludables.

Los restaurantes que desean ofrecer un menú saludable deben considerar la posibilidad de destacar los artículos que son bajos en grasa, las porciones más pequeñas, contienen más frutas, verduras y granos enteros y menos de las comidas con mayor contenido de grasa y calorías.

El tamaño del menú y el lugar o la forma en la que se pone precio son otras vías en que los restaurantes tienen para alentar a los clientes a elegir elementos saludables del menú.

Como los menús más grandes dificultan la capacidad de influir en las acciones de los clientes, si quieres fomentar las comidas saludables, considera la posibilidad de limitar el número de elementos no saludables en el menú.

También es importante tener en cuenta los precios. El escalonamiento de los precios dentro de la descripción del menú hace más difícil que los clientes se concentren en la opción más barata.

Formar al personal del restaurante para promover los artículos más saludables del menú

Hay muchas pequeñas cosas que los restaurantes pueden hacer para que sus menús sean más saludables, mientras mantienen el coste de la comida bajo y mantienen una ganancia.

Obviamente, una caja de fresas frescas tiene una vida útil significativamente más corta que una caja de croquetas congeladas listas para freir.

Este es uno de los principales obstáculos que enfrentan los restaurantes cuando tratan de ofrecer opciones saludables.

Asegurarse de que su personal está capacitado para fomentar artículos más saludables cuando los clientes piden sugerencias, asegura que los artículos más perecederos se utilicen primero.

Un personal de cocina bien formado también es esencial para hacer un menú saludable asequible.

El jefe de cocina no sólo debe saber cómo preparar y presentar los artículos del menú de forma agradable, sino que también debe saber cómo utilizar los ingredientes de forma cruzada para reducir el desperdicio de alimentos.

Poniendo en práctica estas recomendaciones

Crear un menú de restaurante saludable no es difícil y no tiene que costar mucho dinero a los restaurantes.

Tampoco requiere un cambio total de marca. Cualquier negocio de hostelería, desde un restaurante de propiedad independiente hasta una cadena nacional de varias unidades, puede ofrecer opciones saludables e implementar estrategias que ayuden al consumidor a tomar decisiones más saludables.

Solo es cuestión de poner en práctica estas recomendaciones.

Comparte esta noticia