Los Mejores Vinos de Alicante

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Alicante se creó en 1957 para gestionar la DOP que había sido reconocida en 1932. La zona de producción se extiende por diferentes regiones de la provincia, en regiones con climas diferentes: desde los suelos más húmedos y ricos de la Marina Alta, hasta la parte sobria y seca del Bajo Vinalopó.

En Alicante, a pesar de no ser una zona demasiado conocida por sus vinos, podemos encontrar caldos de gran calidad que, aderezando las maravillosas comidas y menús de la dieta Mediterránea, ofrecen una experiencia gastronómica a la altura de las mejores.

Está claro que la de Alicante, no es la DOP más famosa de España, pero no por ello se encuentra exenta de deliciosos caldos, dignos de cualquier buen amante de los vinos. Además, en los últimos años los vinos de la provincia de Alicante han ido creciendo en calidad y reconocimientos tanto por los críticos más influyentes del sector como por los consumidores privados.

El clima, un elemento diferenciador para el vino alicantino

La Costa Blanca, sin duda puede presumir de contar con unos equilibrados, aromáticos y fuertemente coloreados vinos locales. Los vinos dulces son los más conocidos por la zona, pero también contamos con Vinos Blancos de una calidad excepcional.

El suave clima que hay durante todo el año en Alicante, resulta propicio para la ruta del vino que forman todas las bodegas que hay cerca de la costa en esta zona.  Los vinos de la Costa Blanca se producen en la ruta del vino de Alicante, especialmente en la región de la Marina Alta, con ciudades como Denia y Benidorm.

Si a esto se le suma la poca altitud sobre el nivel del mar, y el clima seco, se dan unas condiciones muy particulares y distintas a las de cualquier otra zona de España que también sea productora de vinos.

Una tradición vinícola que se corresponde con una gastronomía de las mejores del país

En la Comunidad Valenciana y más expresamente en Alicante, hay una gran especialización en una cocina tradicional que combina a la perfección la huerta y el mar, y en este contexto fácil encontrar una amplia gama de restaurantes de alta cocina.

Otra zona vinícola de la Costa Blanca es el Vinalopó. Esta zona hace un vino que se ha convertido en un símbolo para la zona, el Fondillón, elaborado a base de uvas Monastrell sobremaduradas y es envejecido en barricas durante un periodo normalmente superior a los 10 años. Las bodegas de la zona son visitadas por muchos turistas que disfrutan de la gastronomía, el clima y las muchas actividades que pueden realizar por la zona.

Existe entonces una amplia variedad de vinos con la Denominación de Origen de Alicante. Hay muchos tintos basados en la uva Monastrell, con buen cuerpo, sabor y nariz intensos, y un aroma afrutado.

También son muy famosos los vinos dulces, que son típicamente ricos y con un regusto persistente. La mayoría de los blancos están hechos con uvas Moscatel y tienen aromas florales.

Como recomendación, sugerimos dos vinos muy distintivos de la Costa Blanca. El Fondillón, con un largo período de envejecimiento, un sabor potente y un largo retrogusto; y las mistelas o vinos dulces naturales, que pueden ser blancos o tintos.

Las Bodegas D.O.P Alicante

La Denominación de Origen Alicante cuenta con 55 bodegas divididas en dos subzonas totalmente diferenciadas. Por un lado, encontramos toda la zona de la Marina –  zona costera – lugar de procedencia de la uva moscatel y el lugar en el que se fabrican los vinos blancos más reconocidos de la zona.

Por otro lado, encontramos la comarca del Alt Vinalopó – zona del interior de la provincia – donde la uva Monastrell tiene todo su protagonismo y donde se elaboran mayoritariamente los mejores vinos tintos de esta provincia de la Comunidad Valenciana.

Vinos Blancos

El Moscatel elaborado con uvas Alejandría de la Marina Alta es uno de los vinos blancos de Alicante mejor valorados por los expertos. Su color ámbar, su sabor y su textura son solo algunas de sus características más destacables.

El resto de vinos blancos se elaboran a base de uvas de las variedades Merseguera (típica de la costa mediterránea), Chardonnay, Sauvignon Blanc y similares resultan equilibrados en el paladar y se les puede apreciar una gran variedad de matices frutales. Son vinos aromáticos y llenos de esencia.

Vinos tintos

La variedad Monastrell es una marca reconocida y admirada en toda España, con una gran cantidad de adeptos y un nivel excelcional. Puede ser encontrado en diferentes versiones (joven, crianza y reserva) y todas ellas son auténticas maravillas de la enología.

Este es un vino criado en bodegas del interior de esta provincia, por eso los sabores a bosque, a hierbas aromáticas e incluso un ligerísimo toque salino procedente del Mediterráneo, convierten a este vino en uno de los más especiales de la Península

Vinos dulces

En este apartado, encontramos varios subapartados para categorizar los vinos blancos que se producen en la zona de Alicante. Entre estos, destacan los vinos de licor, elaborados con uvas tintas y blancas. Es un maridaje muy utilizado para acompañar postres.

Los vinos espumosos, por su parte, destacan por su sabor afrutado, por un uso adecuado del carbónico y por una manera mucho más adecuada de convertir su degustación en una experiencia gustativa distinta.

El Fondillón no es un vino dulce, pero tampoco es uno seco. Cada copa es un abanico de sabores que convierte a este caldo en uno de los más especiales de Europa al combinar sabores diversos con una suavidad inusitada.

Bodegas de Alicante

En Alicante encontramos un total de 55 bodegas inscritas en la Denominación de Origen Alicantina, de estas, podemos destacar las más famosas:

  • Bodegas Volver
  • Bodega Enrique Mendoza
  • Bodega Pepe Mendoza Casa Agrícola
  • Bodegas Bocopa
  • Bodegas Pinoso
  • Monovar Bodegas
  • Bodegas Francisco Gómez
  • Bodegas Sierra Salinas

De ellas, los vinos como el Tarima Hill, el Pepe Mendoza Casa Agrícola, Las Quebradas o el Bala Perdida son los más destacados.

Comparte esta noticia